“Este es un actuar de bandidos”

Debate
Tipografía
  • Más Pequeña Pequeña Mediana Grande Más Grande
  • Por Defecto Helvetica Segoe Georgia Times

Gabriel Realpe, docente de la Facultad de Derecho de la Usco, critica fuertemente al decano de la facultad y sus prácticas: “Hay cerca de 36 docentes que han traído de manera directa sin pasar por un concurso de méritos”. Denuncia a la rectora destituida Nidia Guzmán. Dice que hay miedo en el profesorado y por eso no denuncian. “Los bandidos no atacan de manera directa”, comenta.

Gabriel Orlando Realpe Benavides, es docente de tiempo completo de la Universidad Surcolombiana, Usco. Lleva más de 10 años ejerciendo como docente en el área de derecho laboral en este centro de estudios, y ha sido el docente más atacado, por sus constantes denuncias  de la corrupción que rodea la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas.

Tras la filtración de unos audios donde el decano de la facultad, Leonel Sanoni Charry; la candidata a la rectoría Nidia Guzmán; y el representante de los egresados ‘cuadraban’ la burocracia de la Usco si ganaba ‘la profe’ Nidia, Realpe los criticó fuertemente por redes sociales. Ante esto la persecución no se hizo esperar: hablaron de su vida personal y profesional (sanción de seis meses proferida por el Consejo Seccional de la Judicatura).

Realpe no niega la sanción. Por el contrario, explica cómo en el ejercicio del litigio están expuestos a las sanciones que los mismos clientes les instauran. En diálogo con El Caracolí explicó que para el ejercicio docente no está inhabilitado y denunció el tráfico de favores y nombramiento en la Facultad de más de 30 docentes, sin pasar ninguna prueba de méritos.

El docente afirmó que hay muchos profesores que tienen miedo y por eso no denuncian, pero que sí ha habido persecución.

Ha trascendido una denuncia de una presunta inhabilidad suya para ejercer como docente en la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas de la Usco, ¿qué no se ha dicho de esta denuncia?

Gabriel Realpe: Como docente debo explicar que nosotros ejercemos el derecho al trabajo por dos vías.  Particularmente yo ejerzo este derecho como docente y como abogado independiente. En mi trabajo como docente, previamente la Universidad Surcolombiana nos hace un control sobre los documentos que debemos presentar para cumplir con los requisitos de ley para poder ser nombrado en los distintos periodos académicos; esos documentos son, sobre todo, antecedentes fiscales, penales, disciplinarios y policivos. Debo indicar que ese tipo de conductas que pueden ser sancionadas y están reguladas en la Ley 734 de 2002, Código Único Disciplinario. Eso con lo relacionado con ser empleado público.

Yo he  manifestado en distintos escenarios, yo no estoy curso en ningún tipo de inhabilidad o incompatibilidad para realizar el ejercicio docente, como lo pretende mostrar soterradamente un medio, con el propósito de generar daño a mi imagen por todas las denuncias de corrupción que hemos presentado.

Por otro lado, están las normas que regulan cuando ejercemos la abogacía o el litigio. En ese orden de ideas esas actuaciones están reguladas por otra ley que es el Código Disciplinario del Abogado, establecido en la Ley 1123 de 2007. Si uno revisa la denuncia en medios, los antecedes relacionados con el ejercicio del litigio son públicos, se pueden consultar con la cédula: evidentemente en mi ejercicio profesional como abogado, hace cinco años y medio, aproximadamente, se cometió un error y la persona presentó una queja disciplinaria en Bogotá (no sé por qué la presentó allá), decidieron establecerme una sanción de suspensión de seis meses que entró en vigencia en febrero de 2020. Eso a qué me obligó a mí: a que todos los procesos relacionados con mi ejercicio de abogado litigante me tocó sustituirlos con abogados que son de mi entera confianza, porque hace parte de mis obligaciones cuando suscribo contratos de prestación de servicios.

Usco

¿Por qué entonces ponen entredicho su ejercicio docente?

Esto demuestra que las conductas que me pretenden endilgar, no tiene nada que ver con el ejercicio de docente, pues las normas son bien distintas en el caso concreto. Lo que deja sin piso, la afirmación de que yo estaba cometiendo un delito; se insinúa que había recibido salarios sin una justificación legal.

¿Qué tipo de vinculación usted tiene en la Universidad Surcolombiana?

Yo tengo vinculación con la universidad como desde agosto o septiembre de 2010. Fue la primera vez que yo tuve la oportunidad de ser vinculado como docente, medio tiempo ocasional, hubo un concurso de méritos, había otros participantes, yo quedé de primero. El puntaje dio para que superara los otros participantes y desde esa época yo vengo siendo docente, para esa época como docente medio tiempo. Esta vinculación la tuve hasta el año 2015, cuando fue la elección del decano Mario César Tejada, para entonces yo asumí la jefatura del programa. Luego pasé a ser docente tiempo completo, tras pasar un concurso de méritos donde ocupé el primer lugar.

El caso por el cual usted tuvo la sanción es de hace cinco años, ¿por qué solo hasta ahora ha trascendido esto a la opinión pública?

Para nadie es un secreto que ayer (viernes) nos sorprendieron una serie de audios y archivos relacionados con el proceso de elección que se surte en la Universidad Surcolombiana. Allí hay unas graves acusaciones por parte de una aspirante a la rectoría; también por el Decano de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas Leonel Sanoni Charry Villalba; por parte de un representante de egresados, que es empleado público, creo que trabaja en la Dirección Territorial Huila del Ministerio de Transporte,  Julián Salas; y se filtra una serie de reuniones que demuestra persecución laboral; como manipulación de concurso docentes; o como la palabra ‘viral’ ‘Varillazo’ y ‘tabla’, donde se establece toda una estrategia de dos personas que tienen la potestad de dar su voto en el superior a una candidata, con unas prácticas bastantes irregulares, que se acercan mucho a unas conductas que podrían considerarse como delitos.

Nosotros comenzamos con una denuncia directa, no con cositas soterradas de utilizar perfiles falsos...

Nosotros como docentes no compartimos ese tipo de situaciones. Yo puntualmente manifesté de manera aireada mi inconformidad, y empezamos a hacer denuncias masivas por redes sociales, por grupos de docentes, por correos. Presentamos cartas donde manifestamos que el decano debería renunciar por esta afrenta a la dignidad y nombre de la institución, se está afectando al programa de Derecho, al programa de Ciencias Jurídicas, se afecta la maestría de Derecho Público que en este momento es dirigida por el Dr. Germán López Daza, la maestría en Derecho Privado, dirigida por la doctora Diana Marcela Ortiz, se afecta la especialización, que está en oferta de derecho administrativo.

Nosotros comenzamos con una denuncia directa, no con cositas soterradas de utilizar perfiles falsos, sino dándole a conocer a la comunidad lo que estaba ocurriendo dentro de la universidad y denunciando estos actos.

¿Ustedes, acaso, ya venían siendo perseguidos?

Nosotros ya veníamos sufriendo procesos de persecución laboral, ya hace mucho tiempo. Desde cuando ingresó el nuevo decano, nombrado por el Consejo Superior, al parecer con las mismas prácticas, de engaño a la comunidad docente, a la comunidad estudiantil, y llega una persona ajena a la universidad, un egresado que venía de trabajar de la Universidad Cooperativa, donde también había formado otro conflicto inmenso, y nos lo aterrizan aquí, desconociendo las cualidades académicas de los otros dos participantes que para esa época era el doctor Germán López Daza y el doctor Mario Cesar Tejada. Desde ahí comenzó la anulación de las personas que pensaban de manera diferente; ahora sí más agravada, en estos últimos días.

¿Usted, de manera personal, ha resultado afectado por esta decanatura?

Inicialmente los proceso son muy diversos, cuando llegan comienzan a cambiar la forma de vinculación de los docentes. Comencé a ver cómo personas comenzaron a ser desvinculados, o en el peor de los casos, reubicados o cambiada su carga horaria. Yo recuerdo, cuando yo fui docente de programa, yo a un docente le daba carga máxima, 14 horas, pero aquí cambió el asunto. Ya no les daban carga máxima, sino tres horitas, hasta ocho horitas. Y nosotros no lo entendíamos. Lo que sucedía es que eso les permitía traer más docentes y eso les permitía ejercer el voto frente a procesos electorales que se presentaban en la universidad como representante de docentes a Consejo de Facultad, al Consejo Académico.

Pero que haya recibido un ataque directo... los bandidos no atacan de manera directa, los bandidos atacan de manera soterrada. Los bandidos hacen esquema de persecución, utilizan medidas indirectas para generar presión y miedo, frente  a las personas que piensan diferente a ellos.

¿Usted no tiene problema en calificar al decano Sanoni de bandido?

Los audios son reveladores. Ya en la red está la defensa que él realizó en el Consejo de Facultad, porque los docentes, muy valientes ellos (Diana Marcela Ortiz y Germán Alfonso López Daza), le indicaron al jefe de programa que debería renunciar ante la gravedad de las grabaciones que se revelan en esos audios. Pero la medida, como la utilizan los bandidos es que esos audios son ilegales. Yo refuto la veracidad. Yo siempre he dicho, si son tan correctos, que se sometan a una comparación de los audios. Obviamente yo tengo certeza de que nunca lo van a hacer porque sabemos cuál va a ser el resultados. El estudiantado está ofendido, hay docentes que están ofendidos y otros no dicen nada, ya sea por miedo, muchos dicen: ‘mire yo no digo nada porque esta gente a uno lo saca, me manda a otras sedes, me cambia las vinculaciones, en fin’.  

Hay cerca de 36 docentes que han sido y traídos de manera directa sin pasar por un concurso de méritos, pues ellos no van a atacar. Hay un tema de cierta subordinación y agradecimiento por la vinculación. Yo me ratifico: este es un actuar de bandidos.

Pero que haya recibido un ataque directo... los bandidos no atacan de manera directa, los bandidos atacan de manera soterrada.

Es decir, usted es de los docentes que perdió el miedo frente a ese tipo de comportamientos…

Una de las prácticas más soterradas que utilizan las personas es infundir el miedo. “Usted me ataca, yo lo ataco y busco la forma de cómo descreditarlo”, y en últimas lo que buscan es desviar la atención de la grave situación que azota la Universidad Surcolombiana. No es solo un problema de la Facultad, es de la universidad.

Tras escucharse esos audios ¿qué se teje al interior de la universidad? ¿Honestamente a quién quieren elegir como rector?

Lo que se observa es que los aspirantes, que se suponen deben estar bajo los criterios de imparcialidad, bajo los criterios objetivos de revisión de hoja de vida, pues ya tenían concertado que querían dirigir su voto a favor de una de las candidatas. Donde aparece la profe Nidia Guzmán. Son rumores, muchas personas lo hablan, que la profesora Nidia Guzmán siempre ha estado detrás de todas las direcciones que se surten en la universidad, aún cuando ha sido suspendida y anulada su elección como rectora. En algo tan simple que todo el personal administrativo que ella nombró siempre se mantuvo ahí, y algunos ejercían actos hasta déspotas como si estuvieran manejando una finca.

 

A qué se debe la ambición, entonces, de esta profesora que la suspendieron como rectora, anularon su elección, vuelve y se presenta, queda en la terna. ¿Por qué tanta insistencia en llegar a rectoría?

Uno supone que quieren utilizar a la universidad para soportar proceso electorales a nivel regional y municipal, y para nadie es un secreto que la Universidad tiene uno de los presupuestos más altos del Departamento, lo que se sintetiza en puestos, burocracia, nómina paralela, todo en contra de los intereses de la universidad.

Son rumores, muchas personas lo hablan, que la profesora Nidia Guzmán siempre ha estado detrás de todas las direcciones que se surten en la universidad...

Es decir, está politizada la universidad…

Sí, todo el mundo lo sabe. No todo el mundo lo dice, por miedo, pero todo el mundo lo sabe.

¿Qué partidos tienen politizada la universidad?

No sé qué partidos tienen politizada la universidad, algunos hablan del Villalbismo, otros del Andradismo, la verdad eso no lo conozco. No sé los orígenes políticos de esta situación.

Yo solo conozco es  a las personas implicadas en esta situación y desconozco los tentáculos políticos.

Quiero Suscribirme

Suscríbete y conoce las noticias más recientes sobre el mundo y nuestra región
Estoy de acuerdo con los Términos y Condiciones y las Póliticas de Privacidad