La cadena perpetua es pan y circo

Opinión
Tipografía
  • Más Pequeña Pequeña Mediana Grande Más Grande
  • Por Defecto Helvetica Segoe Georgia Times

“cuando las penas son tan altas en los procesos penales, los investigados no aceptan cargos y prefieren ir a juicio donde hay una alta probabilidad de que la Fiscalía no logre demostrar los hechos

Por: Daniel E. Cortés. Abogado y Profesor de Derecho Procesal.

Se aprobó en la Cámara de Representantes con 135 votos a favor y 22 votos en contra, el proyecto de Acto Legislativo que consagra la cadena perpetua para violadores y asesinos de menores. Nuevamente quieren hacer una modificación sustancial a nuestra Constitución Política sin fundamentos técnicos, todavía faltan dos debates en el Senado.  La iniciativa coincide con la impopularidad del Presidente más chistoso de Colombia que llega al 70%. Al parecer es una efectiva forma de ganarse al pueblo desconocedor de la ruptura del tejido social, la dogmática del Derecho Penal y la política criminal de un Estado. En campaña compraban votos con bultos y hoy los compran con falacias, sin desconocer la gravedad de estos delitos y la importancia de nuestra niñez que se protege con otro tipo de políticas públicas.

Lo que hace este proyecto es beneficiar el inexistente trabajo de la mayoría de congresistas. Actualmente, la pena de prisión es de 12 a 20 años por la violación de niños. Para el homicidio, la pena es de 17 hasta más de 50 años dependiendo de las circunstancias de cada caso conforme al Código Penal (Ley 599 de 2000). La cadena perpetua tiene un supuesto fin disuasorio en la comisión del delito, es decir, busca que la persona no cometa la violación o el homicidio porque podría ser condenado a estar el resto de su vida en la cárcel. Sin embargo, el aumento de las penas no sirve para que la persona se abstenga de cometer un delito. Ya está demostrado con extensa claridad en todo el mundo desde hace varias décadas. Por ejemplo, de los 20 estados de EEUU con más agresores sexuales, 10 tienen cadena perpetua pero se siguen cometiendo violaciones. Por otro lado, los tratados internacionales sobre derechos humanos  con la misma jerarquía de nuestra Constitución prohíben la cadena perpetua. Además, mantener a una persona de forma vitalicia en una cárcel es una carga económica desproporcionada para los contribuyentes.

Lo único bueno del proyecto es la formulación de una política pública de protección a los menores fundamentada en educación, prevención y acompañamiento psicológico.

El abogado penalista Sebastián González nos cuenta que “cuando las penas son tan altas en los procesos penales, los investigados no aceptan cargos y prefieren ir a juicio donde hay una alta probabilidad de que la Fiscalía no logre demostrar los hechos que fundamentan la acusación porque conseguir todas las pruebas es muy complicado. La violación sucede pero no es posible demostrarlo en juicio”. La ley penal  prohíbe la rebaja de pena por aceptar cargos en delitos sexuales, lo que lleva al sindicado a optar por ir hasta juicio, donde resulta muy difícil demostrar la autoría del delito, por ende, la cadena perpetua no protege a la niñez.

Catalina Botero, Decana de la Facultad de Derecho de la Universidad de los Andes explica que: “La cadena perpetua tiene muchos problemas pero, sobre todo, no disuade la comisión de estos delitos. La evidencia muestra que no sirve. La imprescriptibilidad es una medida mucho más eficaz para proteger a las niñas y los niños sometidos a estas atrocidades. El ejemplo es Chile”. Lo único bueno del proyecto es la formulación de una política pública de protección a los menores fundamentada en educación, prevención y acompañamiento psicológico. Sin embargo, para hacer efectiva esa política pública se necesita más dinero para la educación básica y secundaria. No se necesita un proyecto liderado por congresistas oportunistas que no solucionan el fondo del problema. Y muy bien lo dijo el Congresista Germán Navas Talero: “¿Por qué no legislan seriamente?, ¿Por qué engañan a la gente?” a lo que le respondo: Tú tranquilo, tenemos a uno de los mejores tribunales constitucionales del mundo.

Quiero Suscribirme

Suscríbete y conoce las noticias más recientes sobre el mundo y nuestra región
Estoy de acuerdo con los Términos y Condiciones y las Póliticas de Privacidad