Pensión en Colombia, misión imposible

Opinión
Tipografía
  • Más Pequeña Pequeña Mediana Grande Más Grande
  • Por Defecto Helvetica Segoe Georgia Times

En consecuencia, “los afortunados pensionados” terminaron con una pensión liquidada con el 75 % del promedio de la asignación básica mensual y demás factores devengados en el último año de servicios.

No solo debemos reflexionar y segregar los efectos nocivos de medio ambiente, los efectos de la inflación y aumento del IVA, es esencial que tomemos conciencia que nuestro futuro pensional está  en serio riesgo, y no solo por el alto pasivo pensional que el Estado debe asumir adversamente, sin embargo, todo ha sido culpa del funesto tránsito legislativo que no ha podido encauzar una política serial, real y objetiva sobre la “bomba” pensional, por las anteriores razones es que los que cotizamos al sistema pensional no tenemos nada asegurado en este asunto. Es absurdo que nosotros, los actuales cotizantes, tengamos que soportar las malas decisiones tomadas en antaño, por ejemplo, la mayoría de pensiones de los servidores públicos que  hoy en día gozan plácidamente los jubilados, están sustentadas en la mayoría de los casos, sobre factores salariales para los cuales nunca se cotizaron, en otros casos existen pensionados que durante la mayoría de tiempo laborado cotizaba sobre un salario básico y en el último año de servicios, “por arte de magia” eran ascendidos (la palomita) a el cargo más alto, devengando obviamente un salario mucho más alto.

En consecuencia, “los afortunados pensionados” terminaron con una pensión liquidada con el 75 % del promedio de la asignación básica mensual y demás factores devengados en el último año de servicios. A simple vista este caducado régimen de transición, no era tan nocivo, pero después de más de 25 años de este insensato régimen, lo resultados son escandalosos, ya que al no cotizarse por los factores por los que si se cobran mesadas y al pagar pensiones en cuantías por las cuales nunca se habían cotizado, el sistema se fue quedando sin fondos. La alegoría sería tan verosímil como explicar: ¿qué pasa si a una botella se le saca más agua de la que se le hecha? Pero acá en nuestro macondiano, país, como siempre los ignorantes son los más vulnerables, y lo peor de todo es que esta población   desposeída, paradójicamente fueron los que apoyaron a los precursores de estas medidas y reformas regresivas que impulsan la indigencia de las personas de la tercera edad, conducta que concluye con un  doble agravio social, por una parte: cercenar los derechos adquiridos o expectativas legítimas pensionales  y  así mismo es que se dirigió a un considerable  grupo de personas de la tercera edad, quienes  por el paso de los años, se encuentran disminuidos tanto físicamente y sensorialmente.

Quiero Suscribirme

Suscríbete y conoce las noticias más recientes sobre el mundo y nuestra región
Estoy de acuerdo con los Términos y Condiciones y las Póliticas de Privacidad